Con gran éxito se inaugura el bar LA CALETA DE FITO en el Cabo de la Vela.

El bar de Eoletto abrió al público en la temporada diciembre 2014 enero 2015 con la participación del bartender profesional Julián González. El barman diseñó cocteles con las bebidas de más aceptación en la región, el Old Par y el chirrinche, destilado artesanal de caña de azúcar y ofreci{o además las mezclas tradicionales como el Tequila Sunrise, la Dama Blanca y por supuesto la Margarita, que hicieron a más de un visitante entrar en estado de gracia; los preferidos de todos fueron el Padrino y el Kamikaze.

El bar de Eoletto abrió al público en la temporada diciembre 2014 enero 2015 con la participación del bartender profesional Julián González. El barman diseñó cocteles con las bebidas de más aceptación en la región, el Old Par y el chirrinche, destilado artesanal de caña de azúcar y ofreci{o además las mezclas tradicionales como el Tequila Sunrise, la Dama Blanca y por supuesto la Margarita, que hicieron a más de un visitante entrar en estado de gracia; los preferidos de todos fueron el Padrino y el Kamikaze.

El diseño del bar estuvo a cargo del arquitecto Camilo Ávila. Una caja de arena en forma de "lata de sardinas" tejida en yotojoro, un material sacado del corazón del cardón, un cactus usado en toda la Guajira para la construcción. Las sombrillas de playa se tejieron sobre botavaras de windsurf lo que le da al lugar un toque marinero. El atardecer, famoso en el lugar por su majestuosidad, pudo verse cada día con un trago muy especial en la mano.